Lo que Meghan Markle puede aprender de la infame entrevista a la princesa Diana

Cuando la serie de Netflix The Crown comienza a recrear el día en 1995 en que Diana, la princesa de Gales, se sentó con el periodista Martin Bashir para su infame bombazo Panorama entrevista televisiva, no necesitarán ampliar el drama ni un ápice.

Para cuando Bashir, un camarógrafo y un productor llegaron al Palacio de Kensington el domingo, El 5 de noviembre de 1995, la princesa llevaba meses negociando con el joven periodista. Utilizando extractos bancarios supuestamente simulados, que pretendían mostrar que un miembro del personal de su hermano Charles, Earl Spencer, estaba vendiendo información, Bashir había conseguido meses antes una reunión inicial. A partir de ahí, la confianza de la realeza había crecido de tal manera que, finalmente, estuvo dispuesta a desahogarse ante el pueblo británico, de una vez por todas.

El trío de la BBC fue introducido en Princes William y Harry's sala de estar, con Diana habiendo dado a todo su personal, incluido su mayordomo Paul Burrell, el día libre.

Una vez filmada la entrevista explosiva, se colocó una copia de la cinta en la bóveda de un banco ante el equipo de producción. alquiló una habitación en un hotel de Londres, bloqueó las ventanas y procedió a editar la conversación verdaderamente dinamita en el mayor secreto.

"Esto podría derribar a la BBC o la monarquía o ambas", Richard Ayre, controlador de la BBC de política editorial, comentó, según el biógrafo Andrew Morton.

El 20 de noviembre se emitió la entrevista y 23 millones de británicos vieron a la mujer que habría sido Queen hablar sobre su bulimia, depresión posparto y autolesión.

RELACIONADO: M eghan y Eugenie mueven dooms palace

La salida de Diana Panorama fue un cambio de paradigma radical, sísmico y sin precedentes de las fronteras entre la familia real y la prensa; nunca antes había habido algo así en la historia real y, hasta hace poco, nada siquiera vagamente comparable.

Aquí estaba una princesa dejando al descubierto su alma, y ​​su lucha emocional dentro de la familia real, para el mundo entero. para ver, cualquier posible retroceso en la casa de Windsor sea condenado.

Las francas admisiones de la princesa sacudieron no solo a Gran Bretaña y al mundo, sino a la familia real y al establishment, su hora de revelaciones contundentes el equivalente en relaciones públicas de detonar una bomba sucia en la Sala del Trono.

Dada la naturaleza incendiaria de todo esto, siempre iba a haber consecuencias y un mes después se reveló que la Reina había escrito a Carlos y Diana instándolos a iniciar procedimientos formales de divorcio. Diana había cruzado una línea al parecer y simplemente no había vuelta atrás. En nueve meses, su unión se había disuelto.

RELACIONADO: Triste verdad sobre las últimas horas de Diana

La lección aquí para princesas, HRH y cualquiera en la Subvención Soberana es que los reveladores de la televisión tienen un costo personal elevado.

Parece que este es un mensaje particular que el hijo de Diana, el príncipe Harry y su nuera Meghan Duchess of Sussex no ha prestado mucha atención.

Este mes marca el primer aniversario de la espectacular presentación de los Sussex en la pantalla chica cuando la ITV británica transmitió un documental de una hora sobre el funcionario de la realeza. viaje al sur de África.

Si bien aparentemente el programa estaba destinado a destacar la gira de diez días de Harry y Meghan, lo único que todos recordaban era que ambos se llevaron su cara a cara con el periodista Tom Bradby sus corazones muy dramáticamente en sus mangas.

Harry dijo de su relación con el príncipe William, "inevitablemente pasan cosas".

"Nunca pensé que esto sería fácil, pero pensé que sería justo", le dijo Meghan a Bradby. En otro momento, emocionalmente, dijo: "No mucha gente me ha preguntado si estoy bien … es algo muy real que pasar detrás de escena".

RELACIONADO: Dos palabras probar que Meghan no lo entiende

La respuesta inmediata a la presentación televisiva de los Sussex fue una gran muestra de simpatía: no importa lo que alguien piense del dúo y su (a veces) enfoque renegado a la vida real, claramente estaban sufriendo.

Sin embargo, primero Diana y luego los Sussex enfrentaron la misma trayectoria: una gran efusión inicial de simpatía pronto dio paso a un creciente clamor de críticas.

Para Diana, su estoico silencio antes de hacer la entrevista Panorama se había traducido en una fuerza digna; su descarga emocional sacrificó eso.

Pronto enfrentó acusaciones de que todo el episodio había sido un medio artificial de venganza pública contra Charles después de su anterior admisión pública de infidelidad, que esta era la princesa Norma Desmond al estilo y lista para su primer plano.

La aclamada novelista Hilary Mantel escribió más tarde que pensaba que la entrevista era una "estupenda obra de teatro" en la que "las pausas lo eran todo".

"Su inteligente línea , 'Éramos tres en este matrimonio', seguramente fue ensayado, pero entregado con una apariencia cuidadosa de espontaneidad ”, escribió Mantel.

En el caso de Harry y Meghan, se les pidió que eligieran este Momento para hablar. ¿Fue un documental sobre África el mejor vehículo para que dos miembros adinerados de la familia real se quejaran un poco sobre su bienestar emocional?

¿Cómo se atreven a utilizar un momento que estaba destinado a ser sobre la reina y el país para carpa acerca de no “prosperar”, decía el chuntering. Y, ¿por qué utilizar un compromiso oficial en el extranjero, en el que representaban a la corona, para tener este momento de entrevista de corazón a la televisión?

Aquí está la cuestión: tanto para Diana como para los Sussex y sus momentos confesionales por televisión , pueden haber ganado la batalla pero definitivamente no ganaron la guerra. De manera similar, no mucho después de que los tres salieron apresuradamente y no deseados de la vida real.

Menos de tres meses después de que se transmitieran las entrevistas de Harry y Meghan, habían renunciado como miembros de alto rango de la familia real, lo que provocó una de las mayores crisis en la historia real contemporánea. (No se preocupe, nadie se ha olvidado de el príncipe Andrew y sus vínculos con un delincuente sexual condenado.)

Nueve meses después de la emisión de Panorama el divorcio de Diana

En retrospectiva, es difícil superar la sensación de que Diana, Harry y Meghan hicieron público su dolor personal cuando llegaron a cierto punto de ruptura. En ambos casos, es difícil no preguntarse hasta qué punto la impulsividad, las heridas supurantes y tal vez incluso la necesidad de represalias emocionales influyeron en sus decisiones de hablar.

Y aquí está la cuestión: para Diana y el Sussex, a pesar de todo lo que les costaron sus entrevistas, ¿qué ganaron? ¿Qué lograron o cambiaron realmente?

Sinceramente, no sé si hay una sola cosa.

Quizás ambos conjuntos de entrevistas ofrecieron a los respectivos HRH una catarsis desesperadamente necesaria, tal vez después de haber luchado en el silencio acariciado en los palacios, simplemente necesitaban que se viera su angustia. Pero el panorama general es que ninguna de las entrevistas mejoró su suerte real o su dinámica con la familia real en general. Ambas entrevistas, ya sea por coincidencia o no, marcaron el principio del fin en términos de sus carreras como miembros activos de la familia real.

Es apropiado que la fecha en que Diana grabó su entrevista, el 5 de noviembre, también sucedió con sea ​​Guy Fawkes Day, un hombre que de manera similar intentó y fracasó en hacer estallar el establecimiento.

Fawkes seguramente habría conocido los riesgos cuando escondió la pólvora debajo de Westminster; pero para Diana, el minuto en que la cámara rodó, fue un acto de autoinmolación, ya sea que ella se dé cuenta o no.

Esperemos que sea una lección que ningún miembro de la casa de Windsor deba aprender.

Daniela Elser es una experta real y escritora con más de 15 años de experiencia trabajando con varios de los principales medios de comunicación de Australia.

Updated: October 11, 2020 — 3:45 am

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *